“Necesitamos crear más oportunidades para el diálogo en las comunidades y favorecer las experiencias positivas”

El primer año será el de la Reconciliación. El segundo, el de la Oración Confiada. Y el tercero, coincidiendo con el bicentenario de la Fundación Vedruna, será un Año de Acción de Gracias y de Esperanza.

Así ha planificado el próximo trienio el nuevo Equipo Provincial de Japón, encabezado por Teresa Mitsue Shirahama, que ha regresado al país después de haber vivido seis años en Roma como miembro del Equipo General. Junto a ella ha sido elegida Elizabet Hagiwara Tokuko (en la izquierda de la foto), quien además participa como representante de la Provincia de Japón en la Comisión Internacional de Justicia, Paz e Integridad de la Creación, y Ryoko María Hasunuma (en la derecha de la foto), que formó ya parte del anterior Equipo Provincial como consejera.

A la luz de las propuestas surgidas en el Capítulo, ¿qué aspectos específicos consideran que su provincia podría dejar atrás para dar espacio a nuevas iniciativas y renovación?

Queremos dejar atrás nuestras ideas y actitudes autorreferenciales. Esto es, el egocentrismo, la actitud cerrada al diálogo, las actitudes ofensivas que brotan del miedo, la falta de amabilidad en la convivencia comunitaria, el negativismo, el activismo que procura huir al trabajo excesivo…

Frente a las realidades más desafiantes que existen en su Provincia, ¿qué estrategias han considerado como nuevo Equipo Provincial para afrontarlas y sembrar vida como Familia Vedruna?

En primer lugar, unirnos a la Única Aspiración como consagradas. En la comunidad, necesitamos crear un espacio y un tiempo para expresar nuestra aspiración más profunda de vivir nuestra Vida Consagrada, utilizando para ello el método de la Indagación Apreciativa [un enfoque de cambio organizacional que apela a lo mejor de las personas y de las organizaciones, y a sus ilusiones, a diferencia de otros modelos que se basan en un diagnóstico de las debilidades y problemas].​ En segundo lugar, tomar conciencia de vivir personal y comunitariamente a partir del “Lugar Central del Deseo de Dios” en nuestra vida. Y en tercer lugar, expresar y visualizar comunitariamente una vivencia positiva, poner más atención en las cosas positivas y dialogar con serenidad y amabilidad cuando haya cosas negativas que mejorar.

Todo esto queremos empezar a vivirlo en este trienio en el que celebraremos el Bicentenario de Fundación de la Congregación. El primer año es para vivir el “Año de Reconciliación”. El segundo, el Año de Oración Confiada. Y el tercero será Año de Acción de Gracias y de Esperanza.

¿Cuáles son las principales metas y objetivos que el Equipo Provincial se plantea alcanzar durante este nuevo periodo, en respuesta a las necesidades y desafíos identificados en el Capítulo y a la realidad provincial?

Lo primero es iniciar el discernimiento sobre la reestructuración de la Provincia dentro de AMA, incluyendo la Misión China. Necesitamos también discernir sobre las obras educativas, el Colegio Aitoku y el Jardin de Infancia en Kadoma. Y animar la Pastoral Juvenil y Vocacional.

En el contexto actual de deterioro de la Casa común, ¿cómo planean abordar como Provincia los desafíos medioambientales y qué acciones específicas podrían emprender para contribuir a la sostenibilidad?

Después de evaluar lo que hemos hecho hasta ahora como comunidad y provincia, el reto será involucrar a las personas de la parroquia dónde trabajamos y nos unir a otros grupos en esta Misión de Cuidado de la Madre Tierra. También aspiramos a tomar mayor conciencia y vivir la espiritualidad integral y ecológica. Para llevar a cabo estos objetivos, planteamos buscar un día de formación, orientado por una persona preparada.

¿Cómo piensan facilitar el diálogo abierto y constructivo entre las diferentes comunidades y miembros de la Familia Vedruna de su Provincia, de manera que se promueva una cultura sinodal?

Necesitamos crear más oportunidades para el diálogo en las comunidades y en la Provincia y favorecer las experiencias positivas con métodos adecuados. Para ello vamos a organizar una charla sobre el diálogo o comunicación en la vida humana. Es importante además conocer el método que nos ayude a entender acerca de los mecanismos psíquicos humanos para que podamos tomar más conciencia de nosotras mismas.

Noticias relacionadas

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.